Blog de las buenas ideas.
Inspírate

¿Qué hacer con un router viejo?

Seguro que no somos los únicos que en algún cajón de casa o en alguna bolsa olvidada en el trastero tenemos un router viejo. Puede que sea ese que nos mandó una compañía telefónica cuando contratamos internet y dos líneas telefónicas y al terminar la permanencia nos cambiamos de operadora pero nunca vinieron a buscar el router o tal vez sea de un familiar o el de los antiguos inquilinos del piso en el que vivimos. 

Sea como sea es importante que sepas que más allá de llevarlo a un punto de recogida para que sea reciclado adecuadamente, también puedes darle una segunda vida, enchufarlo y lograr que sea de utilidad.

Qué hacer con un router viejo: sus posibles nuevas vidas

Usa tu router antiguo de repetidor

En este artículo te contábamos todo lo que debes saber antes de comprarte un amplificador WiFi pero hay una cosa que no te dijimos: puedes recurrir a un router viejo para ampliar la señal wifi actual de tu casa. ¿Te parece mentira? Conéctalo a la red y… ¡a navegar!

Crea una red local inalámbrica

El WiFi no solo nos sirve para conectarnos a internet sin cables sino que también podemos utilizar la red WiFi para conectar dispositivos entre sí. Por ejemplo, en un hogar, podemos conectar dos ordenadores bajo una red WiFi aislada -no conectada a Internet- que nos permita transferir información entre ambos.

También te permite poder conectar esos mismos dos ordenadores (y hasta cuatro) si en lugar de crear una red sin cables que funcione a través de WiFi apuestas por el Ethernet. Tan solo tendrás que conectar cada dispositivo al router y compartir lo que quieras. Es lo que los expertos y entendidos en la materia llaman ‘switch’. Es una buena solución para grupos de trabajo o personas que quieran, por ejemplo, jugar en línea en una misma habitación. 

Estas son tan solo unas de las muchas funcionalidades que podemos ofrecer a nuestros routers antiguos. Eso sí, ten en cuenta que siempre hay que investigar previamente la marca y las opciones que nos brinda cada aparato para saber qué podemos y qué no podemos hacer con él. Es importantísimo que antes de tocar, enchufar, conectar… busques y te informes en Google para que el resultado del invento sea el que esperabas.

Dar una segunda vida a los aparatos que tenemos en casa, evitar el consumir por consumir, es aportar nuestro pequeño granito de arena al cuidado del planeta. Y con la suma de muchos y muchos granitos seremos capaces de crear playas, naturaleza y vida. Anímate a revisar esos cajones abandonados, a hacer limpieza al trastero donde todo lo acumulas y descubre que aquello que tenías en el olvido ayer, hoy puede ser de gran utilidad. 

Si con tus “trastos viejos” no lograr la conexión que buscabas no dudes en contactar con el equipo de Dinamic Lab. Somos especialistas en hacer de tu espacio, un lugar 100% conectado, un entorno inteligente donde los aparatos te hagan la vida mucho más sencilla. 

Algunos lo llaman domótica, otros “smarthouse” y para nosotros es nuestro día a día, nuestra gran pasión.

También te puede interesar: qué debo saber antes de comprar un amplificador de WiFi
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.